En tiempos de devastadores huracanes como Harvey e Irma, incendios destructivos que se propagan por el noroeste de los Estados Unidos; y sí, el presidente de una de las naciones más poderosas del mundo, afirma que el cambio climático es un engaño, hoy más que nunca es  importante elevar la mayor conciencia posible a hechos basados en la ciencia y reflexionar sobre cuáles son las opciones que cada individuo tiene para apoyar a nuestro ecosistema en peligro de extinción. Como buceador, sin importar si acabas de hacer tu primera certificación o si eres un profesional experimentado, debes actuar como un embajador y protector de nuestros océanos.

Uno de los datos más importantes para los buceadores y no los buceadores, es que este deporte no interfiere con la naturaleza en un nivel superior a cualquier otro deporte practicado al aire libre, como el senderismo, el esquí o la escalada. El buceo podría incluso tener una huella más pequeña que las mencionadas anteriormente, pues desde su primer paso al entrenamiento, un instructor de buceo debe proporcionarle directrices y técnicas sobre cómo preservar los paisajes marinos y de qué manera puede interactuar con sus habitantes, mientras que no hay una sesión informativa obligatoria antes de que las personas comiencen su primera caminata o practiquen esquí por una pendiente. Los instructores de escalada de montaña no necesariamente tienen que proporcionar información sobre cómo proteger el tramo de tierra en el que realizan la actividad. Los instructores de buceo sí.

Desoxigenación del Océano y Blanqueamiento de Corales

La desoxigenación del océano se describe como la pérdida de oxígeno del océano. Mientras que los estudios demuestran que durante el vigésimo siglo los niveles del oxígeno estaban disminuyendo continuamente debido al calentamiento superficial, hay una predicción de una pérdida adicional de 3-6% de concentraciones del oxígeno en el siglo XXI. El agua caliente no puede contener tanto oxígeno como el agua fría, por lo que cuando las superficies de los océanos se calientan debido al cambio climático causan una pérdida directa de oxígeno. Pero de la mano del aumento de la temperatura superficial viene un cambio en la densidad del agua ahora más caliente. El agua fría del fondo es más densa que el agua caliente de la superficie, lo que hace más complicado para las dos capas mezclarse. Al final esto no sólo nos deja el agua de la superficie caliente, que no puede contener tanto oxígeno como solía hacerlo, que también trae consigo una mala absorción de la cantidad estrecha de oxígeno de la capa superficial.

El proceso comúnmente conocido como blanqueamiento de corales se produce a través del incremento de la temperatura del agua. La colaboración entre los corales y las algas es bastante especial. Los corales requieren altas  cantidades de luz, que surgen de la simbiosis con las algas que viven en las células del coral y también les proporcionan brillantes colores. El desecho metabólico producido por el coral sirve como fertilizante para las algas y a cambio, reciben parte de los productos de fotosíntesis vegetacional. Muchas subespecies de coral dependen de esto como nutrición principal, ya que el plancton por sí solo no puede alimentarlas suficientemente. Algunas circunstancias, incluyendo las altas temperaturas del agua, pueden hacer que los corales rechacen las algas, y por lo tanto pierden su color y sufren la muerte por hambre.

La Disminución de Tiburones y Ballenas – y el Impacto en el Clima

No es ningún secreto que el número de grandes depredadores marinos como los tiburones están disminuyendo constantemente. Pero estudios recientes de diferentes organizaciones de conservación marina muestran una nueva consecuencia. Con la disminución de los peces depredadores a través de la pesca y el cercenamiento de aletas, la biomasa de los peces más pequeños y el zooplancton se expande enormemente, lo que produce más CO2 en general y perjudica una gran cantidad del importante fitoplancton a través del consumo nutricional de dichos peces. El fitoplancton, como se ha demostrado en múltiples estudios, hoy en día es responsable del 70% del oxígeno de la Tierra.

Las ballenas están mejorando el crecimiento del fitoplancton de una manera completamente diferente, al alimentarse a una profundidad de hasta unos pocos cientos de metros y defecando a nivel del mar transportan fuentes esenciales de hierro y otros nutrientes a través de capas de agua que de otro modo no se mezclarían. El fitoplancton en la superficie se alimenta de esta dieta nutricional y por lo tanto se multiplica y absorbe más CO2.

Como buceadores, todos debemos tratar de mostrar un comportamiento ejemplar al interactuar con el medio ambiente y los organismos vivos, tanto en la superficie, como en el fondo, participar en la industria de buceo local y colaborar para que el buceo represente un daño mínimo, ejemplo; mediante la instalación de boyas donde sea posible, por lo que los barcos no tendrán que dejar caer el ancla.

Para aquellos que quieren dar el paso extra hacia una compensación de dióxido de carbono liberado pueden encontrar información https://www.atmosfair.de/en o para consejos sobre cómo reducir emisiones de CO2 https://www.carbontax.org/whats-a-carbon-tax/.

Así, mientras Norteamérica comienza a evaluar el daño que Irma ha causado en su horrible camino a través de las islas del Caribe y  Florida, sostengo mi respiración y rezo por los inmensos paisajes submarinos y sus habitantes que tuvieron que soportar esta poderosa tormenta sin ningún tipo de protección. Esperemos que esos preciosos santuarios marinos estén todavía en una posición en la que sean capaces de fortalecerse y no sufrirán demasiado por el daño que tuvieron que soportar.

– Nina Berti Sep 2017

 

Fuentes

Keeling at al. 2010

IPCC 5th Assessment Report

https://www.nabu.de/natur-und-landschaft/meere/lebensraum-meer/02888.html

http://www.nationalgeographic.org/activity/save-the-plankton-breathe-freely/

https://www.sharks.org/blogs/science-blog/sharks-in-decline

https://theconversation.com/how-overfishing-and-shark-finning-could-increase-the-pace-of-climate-change-67664

Photos: The Ocean Agency

This post is also available in: Inglés Francés Alemán